SETENTA AÑOS DE CARRERA

Adiós y homenaje al "decorador" de cine Gil Parrado, la mano derecha de Garci 

Siempre se sintió decorador de cine más que director artístico y decía que eso, a pesar de "las máquinas diabólicas", como él se refería a la tecnología digital, no había variado.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
El diseñador de producción, escenógrafo o, como prefería simplemente que le llamaran, “decorador”, Gil Parrondo falleci óeste sábado a los 95 años de edad, tras casi 70 años de carrera, en lo que fue galardonado con dos premios Oscar y reconocido también con cuatro Goyas.

Fue su sobrino Óscar quién explicó Gil Parrondo (Luarca, Asturias) decía adiós en torno a las tres de la tarde en su domicilio, en el que vivía junto a su mujer, Gabi Insúa."No tenía otra enfermedad que la de ser mayor. Este año hemos estado rodando, a partir de una novela de Sánchez Piñol, una película (Cold Skin, aún sin estrenar) y seguía en activo", detalló su familiar.

Asimismo, con Carlos Saura estaba preparando desde hace tiempo un proyecto sobre Picasso y lo último que había estrenado era la película de José Luis Garci Holmes & Watson. Madrid Days (2012).

Nacido el 17 de junio en 1921 en Luarca (Asturias), comenzó a trabajar como ayudante de decoración en 1939 y en 1951 asumió la dirección artística de la película Día tras día (1951), de Antonio del Amo, e inició una prolífica etapa para luego trabajar en diversas producciones estadounidenses que se rodaban en España, como El Cid (1961).

Fue el responsable de decorados tan impresionantes como los de Lawrence de Arabia (1962) o Espartaco (1960) y trabajó con directores como George Cukor, Stanley Kubrick, Orson Welles o Anthony Mann.

Pese a ello, los grandes reconocimientos le llegaron en los últimos años, con tres nominaciones al Oscar, de las cuales se llevó dos por Patton (1970) y Nicolás y Alejandra (1971); y con cuatro premios Goya por Canción de Cuna (1994), Una historia de entonces (2000), Tiovivo c. 1950 (2004) y Ninette (2005). Además, obtuvo otras cuatro nominaciones a este premio español.

Del mismo modo, Gil Parrondo se encargó de la dirección artística de casi todas las películas de José Luis Garci desde Volver a empezar (1981) y trabajó con otros directores españoles como Jaime Chávarri o Pilar Miró, además de en series de televisión de Mario Camus, Pedro Masó o Fernando Méndez Leite.

No tenía ninguna película preferida entre las que había hecho pero sí le hacía mucha ilusión haber trabajado tanto, y con tanto éxito, en el cine español, según explicaba. Siempre se sintió decorador de cine más que director artístico y decía que eso, a pesar de "las máquinas diabólicas", como él se refería a la tecnología digital, no había variado.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS