CONJUNCIÓN ANTOLÓGICA

Annabelle vuelve a casa, el pasaje del terror de la diabólica muñeca

Está escrita y dirigida por Gary Dauberman en base a una historia de James Wan. Está dedicada a la memoria de Lorraine Warren, fallecida este mismo año.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Llega una de las películas de terror más esperadas del año. Se trata de Annabelle vuelve a casa, la tercera cinta spin-off de Expediente Warren centrada en la diabólica muñeca y está dedicada a la memoria de Lorraine Warren, fallecida este mismo año.

La cinta se ubicaría justo después de la presentación que de ella hizo James Wan en Expediente Warren: The Conjuring, la primera película de la franquicia madre. De hecho, las dos jóvenes que casi se mueren de un infarto al descubrir las capacidades de la muñeca, la dejan en poder de los demonólogos para que la custodien.



Así, Annabelle vuelve a casa está ambientada en los años 70, si bien es cierto que a nivel estético y de dirección artística dedica menos esfuerzos que otras películas similares a recrear la época. De hecho, prácticamente en su totalidad, se desarrolla en el interior del hogar familiar.

Tras un largo viaje hasta su casa en el que el matrimonio tiene ocasión de percatarse hasta qué punto Annabelle es una suerte de imán para las almas en pena, "contienen el mal", encerrándola bajo llave en una urna bendecida en la conocida como la "sala de los artefactos".

Concebida casi como un Museo del Ocultismo, esta estancia que, en la ficción, se ubica en el sótano del hogar familiar, contiene toda clase de objetos malditos, usados en rituales o con una historia paranormal a sus espaldas.

Los Warren tendrán que ausentarse durante una noche en la que su hija Judy queda al cuidado de una nanny de confianza: la joven Mary Ellen. Una de sus amigas, Daniela, espoleada por la curiosidad y con el ánimo de contactar con su difunto padre, se internará en los oscuros secretos que alberga la familia y desatará, muy a su pesar, todo el poder de la muñeca. 

El equipo de Annabelle vuelve a casa ha controlado bien los movimientos de cámara, los silencios, la música, la puesta en escena o los efectos ópticos para que los espectadores entren en tensión y estén garantizados los sustos. 

Aunque las historias de la muñeca se unen a los Warren hay que tener claro que es una película de las que se conocen como "de niñeras". Aparece de nuevo a Patrick Wilson y Vera Farmiga como los Warren pero quien de verdad protagoniza la película es Mckenna Grace ejerciendo de pequeña Warren al cuidado de una Madison Iseman que poco a poco va ganando papeles protagónicos.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS