GENIAL HISTORIA

Ad Astra, el viaje más íntimo de Brad Pitt con Donald Sutherland

Brad Pitt hace su viaje más íntimo en Ad Astra. (Foto: Plan B Entertainment)
Brad Pitt hace su viaje más íntimo en Ad Astra. (Foto: Plan B Entertainment)
Brad Pitt protagoniza la primera película de ciencia ficción de James Gray, un viaje espacial hacia el interior del personaje al que presentan como un hombre insensible y abatido.
Aquellos a los que les gustaron las cintas Interstellar, Gravity o First Man, están de enhorabuena. Llega ahora Ad Astra (Hacia las estrellas), una nueva epopeya espacial que cumple una doble función. En primer lugar, llevarnos a un  futuro cercano en el cual serán cotidianos los viajes a la Luna, y por otro, ofrecernos una historia intimista sobre el astronauta, genialmente interpretado por Brad Pitt. 

James Gray lanza además la película tras el 50 aniversario de la llegada del ser humano a la Luna, es decir, en un momento muy importante, mandando un mensaje a aquellos que cuestionan si fue verdad que el hombre pisara la Luna. 

En ella, Roy McBride ha seguido los pasos de su padre, un reputado astronauta considerado como uno de los grandes pioneros de la conquista espacial. Siendo él aún joven, el comandante Clifford McBride lideró una misión cuyo principal objetivo era buscar vida inteligente más allá de Neptuno, llegando a los confines conocidos por entonces del Sistema Solar. Sin embargo, se perdió contacto con ella, de modo que se dio por perdida toda la información y por supuesto a todos los tripulantes.

Treinta años después, la Tierra comienza a recibir oleadas de rayos cósmicos desde el espacio profundo, propiciando picos de tensión, accidentes involuntarios letales y muertes masivas, lo que hace sospechar a los impulsores de los programas espaciales que el doctor Clifford puede seguir vivo.

Con la intención de contactar con él, Roy es requerido para viajar hasta Marte y enviarle un mensaje que determine su ubicación y que detenga la amenaza que podría destruir al ser humano para siempre. 

Así, en el universo de la película, la Luna es ya casi un centro comercial, Marte es una lanzadera para otros planetas y las construcciones de la Tierra llegan hasta la estratosfera tranquilamente. Los diferentes episodios que Roy McBride va experimentando no son más que paradas de picoteo en un universo propio que Gray quiere que percibamos como un todo más grande.  

Respecto a las interpretaciones, Liv Tyler tiene un papel pequeño pero importante al ser el ancla de Roy a la Tierra. Pero si hay dos intérpretes que se comen la pantalla son los veteranos Donald Sutherland y Tommy Lee Jones.  

Brad Pitt también sorprende. Da vida a un hombre insensible, abatido por la sensación de abandono que le impregnó la marcha de su padre e incapaz de entablar relaciones personales sanas o estables.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS