PREMIO DONOSTIA

Autoridad de Judi Dench en San Sebastián y defensa de Kevin Spacey

Judi Dench recogió el premio Donostia en el Festival de San Sebastián. (Foto: @sansebastianfes)
Judi Dench recogió el premio Donostia en el Festival de San Sebastián. (Foto: @sansebastianfes)
"In Fabric" se presentó en el Festival de Cine de San Sebastián el día en que Dudy Dench recogió el premio Donostia y atribuyó su éxito "en parte a la suerte. No hay que olvidar eso nunca".
Potente jornada con una gran película a competición. Se trata de la británica In Fabric, dirigida por Peter Strickland, un filme gamberro que combina terror, humor y fetichismo con un trasfondo de crítica al consumismo y al mundo laboral moderno.

La película, un filme de género con mirada autoral que compite en la sección oficial del certamen donostiarra, fue recibida en el pase de prensa entre el entusiasmo de unos y el desconcierto de otros.

Admirador del cine de Jess Franco y más habitual de Sitges, donde presentó The Duke of Burgundy (2014) y Berberian Sound Studio (2009), que de San Sebastián, Strickland ambienta su nuevo filme en unos grandes almacenes ingleses, en 1993, aunque su estética remite a los 70.

Un vestido rojo maldito que adquiere vida propia y que pasa de un dueño a otro sirve de enlace entre dos historias: la de una mujer en la cincuentena, madre separada que recurre a los anuncios clasificados para encontrar pareja y la de un reparador de lavadoras a punto de casarse casi por desidia después de una relación de 15 años.

Buena parte de la película transcurre en unos grandes almacenes londinenses gestionados por un grupo de personajes conectados con el submundo del ocultismo y la brujería, cuya principal arma de destrucción es un vestido de noche asesino.

Strickland asegura haber tomado inspiración para su premisa de una pieza de ropa que compró en una tienda de segunda mano. “En su interior encontré extrañas manchas procedentes de fluidos corporales. Entonces empecé a fantasear sobre quién la habría usado antes que yo”, explicó. 

Otro de los momentos más aclamados de la jornada fue la entrega del premio Donostia en el Festival de Cine de San Sebastián a Judi Dench. La actriz tuvo palabras para Kevin Spacey, de quién dijo que es "un maravilloso actor y un buen amigo" y que desconoce "las condiciones de su situación" tras las denuncias por supuestos abusos sexuales. 

A pesar de que la actriz reconoció no poder "aprobar de ninguna manera lo que dicen que haya hecho", criticó que se le haya "marginado" del cine a Spacey. "Ahora ya no recuerdo la película en que le eliminaron y lo sustituyeron, puso como ejemplo. "No sé cómo esta Kevin, me lo imagino, pero ¿tenemos que hacer esto y retroceder en la Historia? ¿Cualquier persona que se haya comportado mal o haya roto algo o incluso haya cometido un crimen van a ser marginados para siempre? ¿Vamos a excluirle", cuestionó Dench durante su intervención.

La actriz fue preguntada por su relación con Kevin Spacey minutos después de haber contado una anécdota en la que relataba cómo, después de fallecer su marido, "estaba muy mal". "Fui a Nueva Escocia con Kevin y su ayuda fue inestimable, nunca mencionó que yo estaba mal y me alegró la vida", aseguró. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS