DIEZ TEMPORADAS

"Cuatrocientos Milenios": "Cuarto Milenio" llega a su programa 400

Invitados como Javier Sierra y Alberto Vázquez Figueroa, Alejandro Amenábar y Juan Antonio Bayona o David Cantero y Baltasar Magro dan cuenta de la trayectoria del programa.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
“Llegar a 400 programas semanales en la televisión actual es un verdadero milagro. La clave radica en algo que parece muy sencillo: creer en lo que hacemos. Yo me lo paso mejor aún que los propios espectadores. Disfruto del privilegio de comunicar a través de un medio que puede ser inspirador si se emplea con creatividad. Creo que hay una misión en lo que hago, lo creo profundamente. Para mí esto no es un trabajo: es algo para lo que estaba predestinado. Así lo siento. Cuando tienes un sueño, y lo deseas de verdad, se suele cumplir. Por eso hay que tener cuidado con lo que se desea. Desde niño pensaba en emplear la televisión como plataforma de asombro, búsqueda y entusiasmo. Esos son tres valores clave en Cuarto Milenio”.

Iker Jiménez resume con estas palabras su experiencia al frente de del magacín de lo desconocido que se emite todos los domingos en Cuatro desde noviembre de 2005, coincidiendo con el nacimiento de la entonces nueva cadena, y que el próximo domingo 8 de marzo alcanzará su programa 400.

Producido por Cuatro en colaboración con Cuarzo, el
programa es actualmente el espacio en producción más
veterano de la cadena, todo un hito televisivo
posible gracias a la pasión, la fascinación por las
“otras” historias que escapan a los medios de comunicación convencionales, y la capacidad de trabajo de sus artífices, Iker Jiménez y Carmen Porter, subdirectora del espacio, para quienes cada programa supone un reto profesional y también una experiencia feliz en el plano personal.

"Cuarto Milenio es también volver a ser niño. Volver a conectar con el alma de niño. Cuando todo nos asombraba, cuando queríamos aprenderlo todo, cuando todo era un enigma por descifrar. Creo que hay que pelear duramente, en este mundo a veces tan adulto y teledirigido, por volver a la indomable alma del niño que llevamos dentro”, explica Iker Jiménez al respecto.

Diez temporadas con un solvente equipo, grandes temas y prestigiosos invitados 400 programas, 800 horas de emisión, más de medio centenar de colaboradores y un solvente equipo de redactores, entre ellos Santiago Camacho, Nacho Ares y Gerardo Peláez, junto a un experimentado equipo de atrezzo liderado por Juan Villa conforman la trayectoria de Cuarto Milenio en estas 10 temporadas.

A lo largo de ellas el programa también ha recibido invitados tan prestigiosos como los cineastas Alejandro Amenábar y Juan Antonio Bayona, los periodistas David Cantero y Baltasar Magro y los escritores Javier Sierra y Alberto Vázquez Figueroa, junto a destacados especialistas en historia, psiquiatría, medicina forense, arqueología, zoología o seguridad, entre otras disciplinas.

Fiel a sus inicios, el programa se ha mantenido con un espíritu abierto que le ha permitido trascender los temas relacionados con el ocultismo y lo sobrenatural para investigar asuntos relacionados con grandes enigmas científicos e históricos, capítulos de la historia aún no esclarecidos o sucesos que conmocionaron a la humanidad.

Prueba de esta vocación generalista son los programas dedicados a la tragedia de Chernóbil (“Chernóbil: la noche del fin del mundo”), el nacimiento de la conciencia humana y el descubrimiento de la eternidad (“El salto infinito”), el especial dedicado al 23-F o al ébola, junto a temas más conocidos en el ámbito del ocultismo como “Operación Bélmez: la respuesta definitiva” o “La noche de las profecías” y los programas especiales creados en torno a efemérides como la Navidad o la Semana Santa.

"No hay guiones en mi programa, es un mundo artesano, extraño, a contracorriente. Ese universo lo capta una parte de la audiencia, que es la que nos ha dado su fidelidad a lo largo de la última década. No puedo estar más agradecido. Ellos han hecho posible esta larga travesía”, concluye Jiménez.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS