SO LONG MY FRIEND

Dos años ya sin Leonard Cohen: como cenizas que caen

Ya se han cumplido dos años del adiós de Leonhard Cohen. (Foto: Twitter/ @LeonardOnTour)
Ya se han cumplido dos años del adiós de Leonhard Cohen. (Foto: Twitter/ @LeonardOnTour)
Quedan muy pocos días para que se publique un disco póstumo de Leonard Cohen que ha sido preparado por su hijo Adam Cohen con material grabado antes de aquel adiós.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

El pasado día 7 de noviembre se cumplían dos años de la muerte de Leonard Cohen. Con ese motivo The Newyorker insertaba en su versión digital un video de animación con palabras del poeta, compositor y cantante acerca precisamente de la muerte.

Pocas semanas antes de su desaparición el mismo periódico había publicado una entrevista de David Remnick («Leonard Cohen Makes It Darker«, The New Yorker 10/10/2019) en la que tuvieron la oportunidad de hablar de música, trabajo y de la muerte.

La idea de la muerte le acompañó, al parecer sin incomodarle, a lo largo de su vida. Una vida portentosa, aunque no siempre iluminada de luz verdadera, como el manifestó alguna vez.

Los tormentos peores, los más clarividentes sufrimientos, los llevó por dentro. Y es que por dentro llevó su vida entera. Atisbos de ella fueron asomando en sus canciones. Pero había que desentrañar una existencia sólo suya. Suya y de muy poca gente.

Como Marianne Ihlen a quien conoció con su hijo Axel en Hydra (Grecia). Se amaron. Se pelearon, Volvieron a amarse. «Pero, después de que habían estado juntos durante ocho años, la relación se desmoronó, poco a poco, "como cenizas que caen", según dijo Cohen.

Y luego tierra por medio. Para ella fue la canción Bird on the Wire. Cada uno con las ascuas de su amor bajo la piel del músculo siempre latente. Y otra canción, obvia y desgarrada: So Long Marianne.

Jan Christian Mollestada, amigo de Marianne escribió un mail a Leonard para contarle lo grave que estaba –sólo le quedaban unos días– su compañera de los años griegos. Ella ahora, en Noruega. Él, lejos, qué más da dónde, envío esta carta a su amiga del alma:

"Bueno, Marianne, ha llegado este momento cuando somos muy viejos y nuestros cuerpos se están desmoronando y creo que te seguiré muy pronto. Que sepas que estoy tan cerca de ti que si extiendes tu mano, creo que puedes tocar la mía. Y sabes que siempre te he amado por tu belleza y tu sabiduría, pero no necesito decir nada más sobre eso porque sabes todo sobre eso. Pero ahora, sólo quiero desearte un muy buen viaje. Adiós vieja amiga. Amor sin fin, nos vemos en el camino".

Al poco Leonard Cohen recibió la respuesta:

"Querido Leonard:
Marianne durmió suavemente fuera de esta vida ayer por la noche. Totalmente a gusto, rodeada de amigos cercanos
Tu carta llegó cuando ella todavía podía hablar y reír con plena conciencia. Cuando la leímos en voz alta, sonrió como sólo Marianne lo hace. Levantó la mano, cuando dijiste que estabas justo detrás, lo suficientemente cerca como para alcanzarla. Le dio una profunda paz mental que supieras su condición. Y tu bendición para el viaje le dio fuerza extra. . . . En su última hora sostuve su mano y tarareé Bird on the Wire, mientras ella respiraba tan suavemente. Y cuando salimos de la habitación, después de que su alma había salido volando por la ventana para nuevas aventuras, besamos su cabeza y susurramos sus palabras eternas.
So long, Marianne". 

Es curioso, pero quedan sólo once días para que salga un disco póstumo de Leonard Cohen, preparado por su hijo Adam con material grabado antes de aquel adiós. Así se anunció hace un par de meses ( «Un álbum póstumo de Leonard Cohen verá la luz el 22 de noviembre«, La Vanguardia 20/09/2019) a los seguidores de este bardo del Siglo XX se nos abrirá una herida que habíamos visto sangrar por primera vez hace años cuando alguien dijo So long, my friend.

Tenía una relación difusa con la eternidad, buscó respuestas y escribió canciones que encierran sus preguntas. Hallellujah: le había contado a Bob Dylan que le costó dos años escribirla.

Idea fuente: dos años sin Leonard Cohen cuando va a aparecer un álbum póstumo.

Música que escucho: The Goal Leonard Cohen (2019) Adelanto del primer álbum póstumo Thanks For Dance, editado por su hijo Adam Cohen.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS