DRAMAS CERCANOS

El desconocido Luis Tosar, sensualidad y descaro con Víctor Matellano, y Celia Freijeiro

La nueva versión del universo de "Vampyres" continúa con truculencia y una atmósfera malsana; la impecable factura de thriller de acción de Dani de la Torre y "De chica en chica".
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Un desconocido llama a Carlos a un móvil que ha aparecido en su coche, mientras éste está llevando a sus hijos al colegio. El motivo, es todo un clásico: “haz todo lo que digo y no haré explotar la bomba que te he puesto en el coche”. “No os levantéis del asiento o explotará”… Aunque la trama era conocida, El desconocido llegó a Venecia 2015 avalada por ser la película que inauguraba la sección Venice Days.

De esta manera, El desconocido sitúa a un alto ejecutivo de banca (Luis Tosar) y a sus dos hijos pequeños montados en su coche, cuando éste recibe una llamada telefónica de una persona anónima indicándole que o le ingresa 420.000 euros en una cuenta bancaria o su coche explotará en el primer momento que uno de sus tres ocupantes se levante de su asiento.

Es decir, durante toda la película el personaje principal estará dentro de su vehículo, al estilo de la película Speed, pero en este caso el coche sí podrá parar y ponerse en marcha en todo momento.

En una hora y media, El desconocido mantiene al espectador sentado en su butaca, nunca mejor dicho, acompañando a los personajes, y muy pocas veces ofrece cierto respiro, únicamente cuando la cámara se aleja para presentar al personaje de Elvira Mínguez en un impresionante plano secuencia que la sigue por toda una plaza, describiendo no sólo el lugar del que aparentemente el coche no puede escapar al control policial sino también la capacidad de un personaje que dice más cuando calla que cuando habla.



En Vampyres, unos jóvenes de excursión se topan con una pareja de vampiras deseosas de succionar la sangre de ellas y algo más en el caso de ellos. Está basada en una historia de José Ramón Larraz y, por tanto, su director pretende homenajear el fantástico español de los años 70. Por su escasez de medios uno esperaría una película menos cuidada, pero en realidad se excede por el lado contrario. Su vacío esteticismo de videoclip resulta demasiado aseado como para ser visto como un producto camp o simplemente retro, lo que le hubiera hecho ganar enteros.

Un par de escenas visualmente muy potentes, como esa ducha sangrienta de las dos vampiresas mientras dan rienda suelta a su lubricidad, perdidas entre un maremagnum de caos argumental, un montaje de juzgado de guardia y una dirección bastante imprecisa. Al mismo nivel están las labores actorales, donde las vampiresas dan toda la sensualidad que pueden ofrecer.



En De chica en chica, a Inés la vida le sonríe en Miami, tiene éxito profesional como novelista y una relación de pareja estable con Rebeca. Todo su mundo salta por los aires al descubrirse que no ha cumplido los plazos de entrega de su próximo proyecto y que se ha dedicado a seducir a cuanta mujer atractiva ha encontrado en el Estado.

De un día para otro, Inés se encuentra sin dinero, sin novia y con un lío muy gordo que le persigue. Ha llegado la hora de regresar a Madrid y sobre todo, ha llegado la hora de conquistar a Lola, la heterosexual de la que está enamorada desde que se fue de España.

- Ver en : De las tapas de Sienna Miller a la búsqueda de identidad de Mamoru Hosoda

Comparte esta noticia

COMENTARIOS