ABSORBENTE HISTORIA

Impecable Daniel Day-Lewis en la seducción de Vicky Krieps

El hilo invisible, nominada a 6 premios Oscar, se adentra en el elegante Londres de los años 50, marco en el que el genio ermitaño y misántropo se topa con una mujer, que será su musa y modelo.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Paul Thomas Anderson dirige El hilo invisible (Phantom Thread), una película totalmente hipnótica. Con una estructura circular, la película arranca con las sorprendentes declaraciones de Alma (Vicky Krieps), una mujer que se ha entregado en cuerpo y alma al amor de su vida: el afamado modisto Reynolds Woodcock (Daniel Day-Lewis).

Qué la llevó a tomar tal decisión y cuál es la verdadera naturaleza de su relación con Reynolds es la materia que se desentraña a lo largo del resto del metraje, hermanado por temática con películas como Vértigo o My Fair Lady...

El noveno largometraje de Paul Thomas Anderson narra la historia de Reynolds Woodcock que junto a su hermana Cyril dominan el mundo de la moda en la Inglaterra de mediados del siglo XX. Él comenzará a notar que pierde el control de su vida que ha estado cuidada y planificada al máximo cuando se enamore perdidamente de Alma una joven a la que convertirá en su musa.

El hilo invisible está ambientado en el mundo de la moda de los años 50. Para escribir el guión Anderson se inspiró en la figura del diseñador británico Charles James conocido como el “arquitecto de la moda” que inventó el anorak, aunque el suyo era un diseño de alta costura.

La película comenzó a rodarse en Inglaterra en enero de este año con un presupuesto de 35 millones de dólares, Annapurna Pictures ha vuelto a producir este film tras los últimos trabajos del cineasta.

El reparto lo completan Lesley Manville y Vicky Krieps. El director ha contado con algunos de sus colaboradores habituales como el montador Dylan Tichenor o el compositor Jonny Greenwood.

Es una película que hace reflexionar acerca de la forma en la que los artistas que se precian de llamarse así custodian sus hábitos inspiracionales y cultivan su gusto hasta casi hacer de esta tarea algo incompatible con la propia vida y con la relación con los demás. 

 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS