LA HUELLA DEL TERROR

La intimidad de Natalie Portman, convincente Nate Parker y Matt Damon

Pablo Larraín realiza el retrato más personal de Jackie, "El nacimiento de una nación" con Armie Hammer y Jackie Earle Haley; y Zhang Yimou con "La gran muralla".
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Pablo Larraín aborda la historia de Jacqueline Kennedy, icónica primera dama. El momento del mandato histórico de John F. Kennedy. Acercamiento a los sucesos vividos tras el magnicidio de Dallas. La película aborda el sufrimiento de Jackie, mezclando con acierto recreaciones de imágenes reales con momentos íntimos inéditos.

Es un relato bello y poético. Presenta una gran fotografía y una buena ambientación. Por no hablar de una música que entra en los momentos más oportunos logrando el mayor rendimiento de los momentos claves. 

No se busca santificar a JFK mediante el testimonio de su esposa. Jackie no es una mujer que busó o la fama o el dinero. Sólo amaba a un hombre que terminó siendo poderoso y con demasiados secretos. 

Un documento desgarrador. Funciona principalmente por la sorprendente conversión de Natalie Portman en primera dama, más en forma que en apariencia, deleitándonos de nuevo con otra majestuosa actuación. Sin hurgar en la tragedia, con seriedad y un estilo formal, revivimos unos acontecimientos históricos de un modo muy cercano. Natalie Portman, Peter Sarsgaard, Billy Crudup, John Hurt, Greta Gerwig y John Carroll Lynch son los protagonistas. 



Basada en una historia real. El nacimiento de una nación  narra la vida del esclavo Nat Turner (Nate Parker) desde la infancia hasta sus días de predicador adulto. A pesar de que no se sabe mucho de su vida, Parker crea un completo y convincente retrato del personaje utilizando los pocos datos disponibles.

Se sabe que de niño aprende a leer y escribir y dedica gran parte de su tiempo al estudio de la Biblia. A menudo veía visiones religiosas. De adulto se convierte en predicador para la comunidad de esclavos del condado de Southampton. En la película, el amigo de la infancia de Nat, Samuel Turner (Armie Hammer), ahora de adulto convertido en su amo comienza a sufrir dificultades económicas. Persuadido por otros propietarios de plantaciones, vende los servicios de Nat como predicador para mantener a otros esclavos indisciplinados bajo control.

Ser testigo en sus viajes, de innumerables atrocidades y humillaciones, además de sufrir personalmente un terrible suceso con su mujer, provocará la reacción de Turner. Liderará una rebelión cuyo objetivo es conseguir la libertad de su pueblo.

Este episodio histórico ha inspirado en Estados Unidos numerosas obras de arte, música, cine y literatura. Es el caso de la intensa y polémica novela de 1967 de William Styron, Las Confesiones de Nat Turner, que obtuvo el Premio Pulitzer en 1968 o el documental, Nat Turner: A Troublesome Property (2003), del director Charles Burnett donde se cuenta las diferentes maneras en la que la rebelión de Turner ha sido retratada e interpretada a través de los años. Nate Parker, Armie Hammer, Jackie Earle Haley, Gabrielle Union Aja Naomi King son los protagonistas. 



El director chino Zhang Yimou presenta La gran muralla, una de sus cintas menos orientales donde Estados Unidos ha estado muy presente en la producción de la cinta. La historia que se cuenta fue escrita en su totalidad por guionistas de Hollywood. Destacan nombres como Tony Gilroy y Edward Zwick para una historia de corte fantástico. Se narra que los chinos han construido la gran muralla para protegerse de unos monstruos venidos del espacio exterior y que cada 60 años salen para comerse todo lo que se mueva.

Surge un mercenario supuestamente inglés con acento estadounidense, inexistente en ese entonces, al que interpreta Matt Damon. Está acompañado de un español (Pedro Pascal). Logran matar a un monstruo, lo que les salva al ser capturados por los chinos. Preparados para ejecutarlos, deben detenerse ante la anunciada invasión de los hambrientos monstruos.

La historia del mercenario que ayuda a salvar a los chinos de las garras de los monstruos, al igual que la dinámica que se sigue dentro del relato, es totalmente inverosímil y forzada por las cuestiones de la coproducción. Yimou no logra imponer su tradicional estilo. Imponente la belleza visual con un relato espectacular. Matt Damon, Pedro Pascal, Willem Dafoe, Andy Lau y Jing Tian son sus protagonistas. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS