THE DANCER

Ion Aramendi y Sandra Cervera buscan al mejor bailarín de España

The Dancer, el nuevo concurso de baile de La 1. (Foto: RTVE)
The Dancer, el nuevo concurso de baile de La 1. (Foto: RTVE)
Todos los estilos: ballet clásico, baile contemporáneo y bailes de salón, e incluso el twerk y el dance hall, en el nuevo concurso con Miguel Ángel Muñoz, Lola Indigo y Rafa Méndes como capitanes.

Ganas de bailar, aunque sea en el salón de casa. Esa es la nueva apuesta de La 1 con The Dancer. Grupos, dúos y aspirantes tratarán de alcanzar la gloria de manera individual lucharán para que su excelencia sea reconocida en el nuevo programa.

Miguel Ángel Muñoz, Lola Indigo y Rafa Méndes serán los encargados de ayudar a una nueva generación de bailarines que luchará por ganar un premio en metálico de 25.000 euros y el título del mejor bailarín de España. Ion Aramendi y Sandra Cervera serán los maestros de ceremonias de la adaptación española de este formato de éxito mundial creado por Simon Cowell (Got Talent, Factor X).

Cien perfiles de bailarines intentarán demostrar su pasión por el baile. Desde niños hasta abuelos, han participado en un casting en el que tanto profesionales como amateurs han podido demostrar su pasión por el baile y la danza. Será además un programa abierto a todos los estilos: ballet clásicobaile contemporáneo y bailes de salón, e incluso el twerk y el dance hall.

El programa pretende poner en valor a los bailarines y su profesión realizando una oda a la danza y poniendo de manifiesto el mundo que rodea al baile. Los pasos para montar una coreografía, el estudio de la danza, las historias personales de sus protagonistas o la capacidad para emocionar a través del baile serán algunos de los puntos clave.

Presentación

The Dancer se ha presentado en su espectacular plató. La directora de Entretenimiento de TVE, Toñi Prieto, ha explicado que “buscamos un talent de calidad y queremos inculcar la pasión por la danza a los espectadores”, porque “bailar es terapéutico”, ha remarcado.

Para Nathalie Garcia, CEO de Fremantle, “es un honor, una responsabilidad y un sueño cumplido llevar un trabajo así, lleno de valores, a una televisión pública”. “Un formato de baile trasmite unos valores que se necesitan mucho, ahora y siempre: el esfuerzo, la disciplina y el hecho de que las cosas se consiguen porque hay un trabajo duro detrás”. 

Los tres capitanes también están ilusionados con el formato y la adaptación. “La química entre los capitanes ha sido brutal”, asegura Rafa MéndezLola Índigo tenía muchas ganas de ser capitana “porque siempre me ha gustado enseñar y ayudar a los bailarines, y eso es The Dancer”. Y Miguel Ángel Muñoz ha agradecido a RTVE que siempre lo saque de su zona de confort con estos proyectos: “Me enamoré como espectador del The Dancer británico y quería estar envuelto en este proyecto” con un “talento y un casting excepcional”.

Los presentadores también destacan el talento y la emoción que habrá en ‘The Dancer’. “Es un programa magnético, un imán que te atrapa”, asegura Ion Aramendi y confirma Sandra Cervera: “Estamos haciendo un programa desde la verdad, y desde ahí, el talento y el esfuerzo van a trascender la pantalla”.

Las audiciones

Uno a uno, los concursantes pasarán por el estudio de audiciones, presidido por un gran espejo. Será el público en plató quien decida con sus votos si siguen en el programa: si el 75% de los asistentes da su apoyo a los concursantes, el gran espejo de la sala de baile se abrirá y, para su sorpresa, dejará de bailar para sí mismos para hacerlo en presencia de un exigente público y de los capitanes.

En cada audición, Miguel Ángel Muñoz, Lola Indigo y Rafa Méndez tendrán la responsabilidad de formar equipo con los bailarines que hayan pasado la criba del público y, además, tendrán la oportunidad de dar, de manera individual, dos pases directos a semifinales. Al final de cada programa, cada capitán deberá elegir a uno de los finalistas de la noche (un concursante entre todos aquellos que hayan obtenido más del 75% de votos y que no hayan conseguido un pase directo).

La selección final

Los elegidos por los capitanes en cada gala volverán en la segunda fase, ‘La selección final’, y lucharán para conseguir una de las dos plazas disponibles para semifinales. A esta etapa llegan 18 bailarines, 6 por equipo, y, tras cada actuación, será el público en plató el que decida. Los dos menos votados son descalificados mientras que el más votado quedará clasificado para las semifinales. Entre los tres restantes, el propio capitán deberá decidir quién consigue la última plaza disponible para su equipo.

Las semifinales

The Dancer se transforma en su recta final y los semifinalistas lucharán en espectaculares números. Un nuevo diseño del plató, los nervios a flor de piel, el alto nivel de los concursantes y la tensión entre los capitanes por clasificar a sus equipos para la final serán los ingredientes de unas galas con todos los componentes para convertirse en un coctel explosivo.

Los bailarines se enfrentan en pruebas en los que todos los semifinalistas compiten contra todos para tratar de llegar a la gran final ayudados por sus capitanes, que demostrarán sus dotes para el baile.

La gran final

Los capitanes emprenderán una ardua competición para hacer brillar a sus candidatos, prestándoles su asesoramiento, experiencia, conocimiento de la industria y sus pasos de baile. Los 8 candidatos participantes en la gran final tendrán que esforzarse al máximo para exhibir su talento, poner en práctica todo lo aprendido y convencer al público en plató para alzarse con la ansiada victoria, coronarse como el mejor bailarín y ganar un suculento premio en metálico de 25.000 euros.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS