ACCIÓN A GRAN ESCALA

El irlandés, el lado más oscuro del crimen organizado con Robert De Niro

Martin Scorsese presenta una epopeya sobre el inframundo mafioso con una excelente interpretación de Al Pacino y Joe Pesci. La sorpresa viene con la tecnología de rejuvenecimiento facial.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
El Irlandés marca el esperado reencuentro de Martin Scorsese, Robert De Niro y Joe Pesci desde Casino en 1995, un acontecimiento trascendental del cine contemporáneo. 



Basado en las memorias I Heard You Paint Houses de Charles Brandt, un exinvestigador y abogado, el Sheeran de De Niro, narra la saga desde una casa de retiro, mientras Scorsese retrocede en el tiempo para contarnos desde donde todo inicia. A través de flashbacks, Sheeran llena el vacío entre el entonces y el ahora, explicando su ascenso de camionero a sicario y cómo llega  a la vida de Hoffa, pasando por sus tratos con Nixon, su pelea con los Kennedy y su eventual desaparición. 

Centrado a lo largo de décadas, la película narra uno de los mayores misterios no resueltos de la historia americana, la desaparición del legendario jefe sindical Jimmy Hoffa, y ofrece un viaje monumental a través de los corredores ocultos del crimen organizado: su interior y conexiones con la política dominante. 

El Irlandés se podría definir como una epopeya del crimen organizado en la América de la posguerra, a través de los ojos del veterano de la Segunda Guerra Mundial Frank Sheeran, un estafador que trabajó al lado de algunas de las figuras más notorias del siglo XX.

Al Pacino es Jimmy Hoffa, líder sindical que consolidó su poder en las décadas de 1940 y 1950 y alcanzó la fama y la notoriedad como el sindicalista más poderoso del país. Joe Pesci es Russell Bufalino, el llamado Don tranquilo que esconde un vasto dominio de actividad criminal detrás de su negocio de cortinas en Pennsylvania. Mentor del hampa de Frank Sheeran, quien lo guía al inframundo criminal y fomenta la amistad entre Sheeran y Hoffa.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS