MÁXIMA SENSACIÓN

John Malkovich hipnotiza con "Casanova variations" y la seducción de Jessica Chastain

La actriz presentó "La desaparición de Eleanor Rigby", la ópera prima de Ned Benson que protagoniza junto a James McAvoy, mientras Malkovich llegó con "Casanova variations".
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
John Malkovich visitó de nuevo el Festival de San Sebastián para presentar a concurso en la sección oficial Casanova variations, del austriaco Michael Sturminger, un juego de muñecas rusas sobre el célebre escritor, diplomático, espía y seductor italiano Giacomo Casanova.

La cinta, como era de esperar, muestra los entresijos de un montaje operístico sobre un cansado y adulto Casanova, alternado con algunas reconstrucciones de sus últimos años. A Malkovich no le molesta que esa película vuelva una y otra vez como referente, porque dice que a estas alturas ya ha hecho de todo en su vida profesional y no le da miedo "nada" o, mejor.

Eso sí, si tuviera que elegir asegura que “lo que me parece aterrador de una película es saber que no va a ser interesante. Cuando llegas a un set y ves que el guion no va a funcionar, ni el director, ni la gente, eso aterra. Da miedo y es muy triste”.

Discreto como siempre, Malkovich apareció vestido con camisa blanca y corbata oscura y una chaqueta ligera en gris, a juego con una perilla que seguía resaltando su cabeza rapada, apoyadas las manos en una muleta también de color gris que le alivia el dolor tras una operación de rodilla.

"El desafío es ser bueno, por encima de cualquier otra cosa; intentar hacerlo bien y asegurarte de que tienes el mejor material posible, algo que en esta película era muy importante, sobre todo para el director, pero para mí fue, además, muy divertido", comentó a los medios de comunicación.

Asimismo, reconoce que trabajar con gente joven le revitaliza al mismo tiempo que confía ciegamente en el talento cuando lo ve, ya sea de alguien conocido o no. Por ello, esperó años para rodar su primer (y único) largometraje Pasos de baile con Javier Bardem.



Pero sin duda, quién llamó la atención de los medios fue Jessica Chastain que aterrizó este lunes en el Zinemaldia para presentar La desaparición de Eleanor Rigby, la ópera prima de Ned Benson que protagoniza junto a James McAvoy. La cinta se proyectará en la sección Perlas y llegará a las salas el 3 de octubre.

Enfundada en un vestido de estilo retro entallado con remate de ligero volante en el bajo llegaba Jessica Chastain a San Sebastian. La actriz elegía para su primer acto de día en la 62ª Edición del Zinemaldia un modelo blanco troquelado sobre fondo nude, que combinaba con altas sandalias con pulsera en este mismo tono y maxi gafas de sol.


Comparte esta noticia

COMENTARIOS