CARAS AMABLES

La aceptación de Lara Izagirre, asfixiante Nora Navas e intensidad de Juan del Santo

Emotiva Irene Escolar en "Un Otoño sin Berlín", la pesadilla de la adopción de Daniela Féjerman, la batalla interior de David Martínez, y "La final" de Loles León.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Una de las películas españolas que se pudo ver en el Festival de San Sebastián fue Un otoño sin Berlín, dirigida por Lara Izagirre, concretamente, en su sección Zinemira. En su reparto destacan Irene Escolar, Tamar Novas y Ramón Barea. En ella June es una joven que tras pasar tiempo lejos de su hogar, regresa sin previo aviso. El retorno no se le presenta fácil, al haber de enfrentar a la familia y pareja que dejó al partir sin mirar atrás.

Pese a los intentos de June, la actitud hermética de su padre hará imposible la convivencia, lo que le forzará a que doble sus esfuerzos por recuperar el favor de aquel que fue su novio, un bohemio escritor que ahora vive recluido en la oscuridad de su hogar, habitando en sus universos de letras e imaginación negando todo contacto con el exterior. La joven luchará por forjarse una nueva vida en su lugar de origen y recuperar a aquellos que un día amó.

Dotando a su historia de ese tono “intangible y mágico que hace que las películas sean diferentes y personales”, la joven realizadora hace girar la trama en torno a June, una chica de 28 años, de aspecto frágil, pero con un gran instinto de supervivencia, cuyo camino cruza con el de Diego , escritor poco social y con una sensibilidad singular que le hace vivir al margen del mundo y sin mostrar apenas su cara amable.

“La película no se centra en la trama, en las acciones dramáticas y no es solo una consecución de hechos”, explicó Izagirre, dejando claro que “yo buscaba transmitir una sensación concreta de un momento de la vida; un sentimiento que tiene mucho que ver con la vuelta al pueblo natal y la mitificación que hacemos de esa vuelta en nuestra mente”. También estarán presentes Lier Quesada, Naiara Carmona y Mariano Estudillo.



En La adopción un matrimonio interpretado por Nora Navas y Frances Garrido, soberbios ambos, viaja a Lituania con el fin de adoptar un bebé que ha quedado huérfano. Entremedias, un tortuoso camino plagado de trampas legales y obligados sobornos que multiplicarán la inversión inicial. Porque sí, en algunos casos un niño no se adopta, se compra. O el negocio llevado hasta el último exponente.

Nora Navas y Francesc Garrido interpretan con convicción a los protagonistas de este intenso drama que pone el punto de mira en los abusos derivados de este tipo de trámites y en el juego sucio de instituciones y particulares para hacer negocio con un tema tan delicado como la adopción de niños, que son a menudo tratados como mera mercancía.



FLOW, el primer largo de David Martínez como director y de Juan del Santo como protagonista es toda una sorpresa. Es, como bien definen sus autores, “un film de acción interior", un thriller emocional sobre el viaje a las entrañas, el viaje de las sombras a la luz de su protagonista, Walter Mann, un actor que ve derrumbarse todo su mundo cuando está a punto de conseguir el éxito profesional.

Juan del Santo esta soberbio en su papel de Walter Mann. Y tiene que estarlo porque la película es casi un monólogo suyo de principio a fin. Soporta el peso de toda la acción dramática durante toda la película. Una prueba brutal para cualquier actor. Por su parte, David Martínez se muestra como un impresionante director, capaz de contar la historia con maestría. 



Vik es un niño introvertido al que le cuesta mucho hacer amigos; lo malo es que cada vez que lo consigue trasladan a su padre a otra ciudad y tiene que volver a empezar de cero. Tras la última mudanza, Vik conoce a dos niños muy alegres con los que entabla una gran amistad. Sus juegos desprenden tal energía que terminan por atraer a Yoko, un ser mágico que habita en el parque. Cada día al salir del cole, Vik se reúne allí con Yoko y sus amigos y viven aventuras fantásticas. Cuando ya, por fin, se siente feliz, resulta que vuelven a trasladar a su padre a otra ciudad.



La final dirigida por Valerio Boserman, consiguió el premio del público en el pasado Festival de Cine de Tarazona. En su reparto destacan Aure Sánchez, Paco Manzanedo, Edu Ferrés, Andrea Ros, Marian Zapico, Tábata Cerezo, más la colaboración especial de Loles León.

Tres amigos hinchas del Atlético Madrid y tres chicas seguidoras del Real Madrid: todos protagonizan una historia de amor la semana de la final de Champions. Aure y Andrea tienen una tensión sexual no resuelta desde la adolescencia, fruto de la casualidad, surge el reencuentro.

Paco y Marian fueron pareja en el pasado, hasta que Marian cruzó el charco y sus vidas se separaron. Edu y Tábata, tienen una relación de amor-odio basada en las apuestas deportivas. La noche en la que se disputa La Final de Champions, las tres parejas ven el partido en el mismo bar; el resultado no será el esperado para todos.



Julia es una reconocida violonchelista que vive entregada por completo a su música. Después de años de esporádicos dolores, Julia recibe definitivamente un diagnóstico: fibromialgia, una enfermedad crónica sin causa conocida. Con el paso de los días, la lucha de Julia por seguir tocando se convertirá en un combate con su propio cuerpo. Esta es la historia de Sonata para violonchelo con Montse Germán, Juanjo Puigcorbé, Jan Cornet y Marina Salas como protagonistas.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS