FORMAS DE EMOCIONAR

La aterradora visita de M. Night Shyamalan, y alocado Jesse Eisenberg con Nima Nourizadeh

Callum Turner y Caleb Landry Jones con la secuela de John Boorman, abrumador éxito de Kathryn Hahn y Olivia DeJonge, y locuaces Connie Britton y Kristen Stewart.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Para los amantes del cine no hay ninguna duda que el nombre de M. Night Shyamalan suele causarle grandes alegrías. El director llega con un nuevo proyecto, La visita. Tras el fracaso de su último blockbuster, After Earth, Shyamalan apuesta por una producción de bajo presupuesto y da un giro a su carrera regresando al terror, el género que le dio fama.

M. Night Shyamalan vuelve a sus raíces con esta aterradora historia en la que dos hermanos pasan un fin de semana en la remota granja de sus abuelos en Pensilvania. Cuando los niños descubren que la anciana pareja está metida en algo profundamente inquietante, se dan cuenta de que tienen pocas posibilidades de regresar a casa.

M. Night Shyamalan también tiene experiencia en este sentido, desde la ya mítica El Sexto Sentido hasta la más reciente, El Bosque, no hace falta tener una historia muy original para romper barreras, a veces basta con imprimir a la narrativa una visión personal y diferenciadora del tono habitual al queles  suelen tener acostumbrados las películas de terror.

El éxito de El Sexto sentido fue abrumador; no solo ganó el apoyo unánime de la crítica sino que reventó la taquilla estadounidense. A día de hoy sigue siendo la película de terror con mayor recaudación de la historia: 293’5 millones de dólares.



Nima Nourizadeh dirige American Ultra, una alocada cinta protagonizada por Kristen Stewart, Jesse Eisenberg (Que vuelven a compartir protagonismo después de Adventureland), Topher Grace y Connie Britton. La trama es la siguiente: Mike (Eisenberg) es un chaval que vive con su novia Phoebe (Stewart) y sus mayores motivaciones son: su novia, colocarse y escribir una historieta sobre un chimpancé espacial.

Una noche su vida da un giro inesperado al presentarse una desconocida en su lugar de trabajo (Britton), la cual le hace recordar cosas del pasado. A partir de ese momento, una organización de operaciones especiales dirigida por Adrian Yates (Grace), intentará acabar con su vida. Lo que empieza siendo una presentación de una pareja de fumados, con sus problemas, sus actitudes, etc. termina siendo una de las películas de acción más alocadas e inesperadas presentadas en los últimos tiempos.



La historia de Una segunda oportunidad parte con la contraposición de dos parejas Andreas y Anna, pareja modelo que tienen un bebé muy deseado, y una pareja de drogadictos, padres de un bebé al que no prestan atención y por el que nadie interviene para rescatarlo de esa situación.

Andreas, desde su trabajo como policía hace un primer intento fallido. A partir de ahí comienza la historia con el fallecimiento de Alexander, hijo de Andreas y Anna y la posterior depresión y locura de unos padres incapaces de asimilar la pérdida de su hijo. En su desesperación, Andreas encuentra la solución errónea de cambiar los bebés.

La película engancha desde el momento en que se produce este hecho y te va guiando por los sentimientos de incredulidad, desesperación y dolor que viven ambas familias. Casi sin entrar en sentimentalismo de un drama de estas características, los protagonistas mantienen en tensión al espectador y consiguen tocar su propia fibra sensible.



Veintiocho años después, Boorman retorma el universo de Esperanza y gloria, centrado en las memorias de su infancia durante el bombardeo de Londres y el contraste con los idílicos momentos vividos a orillas del río Támesis.

En Reina y Patria, Bill Rohan, de 18 años, pasa su vida soñando en la casa de su familia, a orillas del río, a la espera de ser llamado a filas por dos años por el servicio militar obligatorio. Cada mañana, Bill nada en el río y suspira por una bella muchacha que pasea en bicicleta a través de los caminos cercanos al río.

Ese idilio se romperá ante la dura realidad del campo de entrenamiento. Allí se encontrará con Percy, un bromista amoral, y juntos trazarán la caída del sargento Bradley, su incesante torturador. Percy y Bill son rivales y antagonistas, pero poco a poco forjarán una profunda amistad.


- Ver en : Carlos Saura y la curiosa forma de mezclar ficción y documental de Argentina

Comparte esta noticia

COMENTARIOS