GRAN NOCHE

"La gran estafa americana" da la campanada y la sorpresa de "12 años de esclavitud"

Grandes asombros e inesperadas derrotas en la gala de los Premios Globo de Oro que galardonaron a Leonardo DiCaprio, Jennifer Lawrence y el ausente Woody Allen.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Noche esperadísima con la celebración de la 71 edición de los Globos de Oro. Los premios otorgados por la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood presentaron un desfile de galardones dando por finalizado un 2013 que contó con abundantes películas e interpretaciones brillantes.

En la categoría de película dramática, los ganadores del premio a mejor actor y actriz fueron Matthew McConaughey, que parece haber salido del agujero del olvido, y Cate Blanchett por su interpretación en Blue Jasmine, la película de Woody Allen. Por otra parte, el premio a la mejor película fue para 12 años de esclavitud.

Aunque no ha sido el único premio que se llevó la cinta del británico Steve McQueen, lo cierto es que ha sorprendido por los resultados poco esperados. La gala de la 71 edición de los Globos de Oro ha empezado puntual en el Beverly Hilton Hotel de Los Ángeles pese a que comenzara con una alfombra roja pasada por agua.

Sus anfitrionas, Tina Fey y Amy Poehler dieron el pistoletazo de salida a una gala con bromas. “Esto es Hollywood y si la fórmula funciona se repite hasta la saciedad”, comentaban las cómicas que repiten como presentadoras y volverán a hacerlo durante tres años más.

El mexicano Alfonso Cuarón se hizo con el premio a la mejor dirección por Gravity, película que tardó hasta siete años en realizar y para la que desarrolló nuevas técnicas de rodaje. El director bromeó sobre su acento en el discurso de entrega que concluyó en español con agradecimientos para su madre.
Pero sin duda, la cinta que más llamó la atención fue La gran estafa americana. En este caso, Leonardo DiCaprio recogió el premio como mejor actor de comedia algo que “nunca habría imaginado recibir” por su papel en la película El lobo de Wall Street, en la que interpreta a un broker de la bolsa de Nueva York que lleva una vida de excesos.

La estatuilla a la mejor comedia también fue a parar a las manos del equipo de La gran estafa americana, dirigida por David O. Russell. Asimismo, a este premio se le suma el de Jennifer Lawrence que repite victoria como mejor actriz de reparto por su papel de esposa histérica mientras que Amy Adams se alzó como mejor actriz de película cómica.

Jacqueline Bisset se hizo con el mismo galardón por su papel en la miniserie Dancing of The Edge, 47 años después de ser nominada por la Asociación de la Prensa Extranjera como actriz revelación. Por su parte, Elisabeth Moss fue la ganadora del Globo de Oro a mejor actriz de miniserie por Top Of the Lake.

En el panorama masculino, el Globo de Oro como mejor actor de serie de televisión fue a parar a manos de Bryan Cranston por su papel de Walter White, un profesor de química que se convierte en narcotraficante en la serie Breaking Bad. John Voight destacó como actor de reparto por su participación en la serie Ray Donnovan.

En el apartado de comedia el premio fue a parar a Andy Samberg por su papel de policía rebelde en Brooklyn Nine-Nine que también se hizo con el galardón de mejor comedia televisiva. Michael Douglas  recogió el premio a mejor actor de miniserie o telefilme por Behind the Candelabra de HBO.

Sin embargo, la gran sorpresa de la noche fue el galardón como mejor actor de reparto que fue a parar a manos de Jared Leto por su papel de transexual enfermo de SIDA en la cinta Dallas Buyers Club. La actriz Robin Wright se llevó a casa el premio a la mejor actriz dramática en televisión por House of Cards.

Otro de los grandes momentos de la noche fue cuando la copresentadora de la gala Amy Poehler salió al escenario para recoger el premio a mejor actriz de comedia televisiva por su papel en Parks and Recreations en su tercera nominación. En el ámbito musical los premios recayeron en Alex Ebert, por la banda sonora de la película Cuando todo está perdido.

Pero también para U2 que se llevó el Globo de Oro a mejor canción por su tema Ordinary Love, incluido en la película Mandela, del mito al hombre. Por otra parte, la película italiana La gran belleza se ha alzado con el premio al mejor film de lengua extranjera acabando con la gran favorita para este premio, La vida de Adèle.

Como era de esperar el director Woody Allen no acudió a recoger el premio Cecil B. Demille a toda una carrera que le entregó la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood. Allen solo acudió a la ceremonia de los Oscar de 2002 cuando aprovechó la recogida de una estatuilla para hacer un homenaje a su ciudad, Manhattan, tras el atentado del 11 de septiembre.

En su nombre, el premio lo recogió la también actriz Diane Keaton que destacó la multidisciplinariedad del cineasta y su capacidad para construir "voces de personajes femeninos". “La inmortalidad a través del arte no es lo importante (...) en vez de vivir en el corazón y la mente de los hombres preferiría hacerlo en mi apartamento”, continuó.

Con la entrega de estos premios, comienza la cuenta atrás para saber las nominaciones de los Oscar que se darán a conocer el próximo jueves 16 de enero.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS