APRENDICES SUPERVIVIENTES

Maestros de la Costura llega a la semifinal con Las chicas del cable

La segunda temporada de Maestros llega a su semifinal. (Foto: RTVE)
La segunda temporada de Maestros llega a su semifinal. (Foto: RTVE)
Ana Fernández, Ana Polvorosa, Ángela Cremonte, Maggie Civantos y Nadia Santiago estarán en el taller en el que además la primera prueba se realizará con máquinas "vintage", vamos, de la abuela.

Llega la semifinal de Maestros de la costura. Tras la expulsión de Sergio de la semana pasada, triste, pero merecida, y bastantes rifirrafes entre los aprendices supervivientes, se prevé una noche de alta tensión.

En la primera prueba, los cinco semifinalistas viajarán al pasado y trabajarán con máquinas de coser como los de las abuelas o bisabuelas. El reto será replicar vestidos de finales de los años 20 y principios de los 30, con máquinas de coser de la época. María Escoté también coserá en la prueba.

Juan Vidal, diseñador de moda que ha realizado colecciones inspiradas en esos años, asesorará a los aprendices en esta prueba. Además, contarán con la visita de las actrices de Las chicas del cable: Ana Fernández, Ana Polvorosa, Ángela Cremonte, Maggie Civantos y Nadia Santiago.

Después, los aprendices recibirán un encargo de alta exigencia: vestir a la invitada perfecta. En Madrid, visitarán el taller de Ulises Mérida, diseñador de moda español líder en diseños para grandes ocasiones y que ha vestido a celebrities como Naomi Campbell, Nieves Álvares o Manuela Velasco, que visitará el taller.

Cada equipo replicará uno de los dos vestidos de Ulises Mérida, pero solo habrá un jefe itinerante que controle ambos trabajos. La valoración de la prueba se realizará de manera individual y los mejores se convertirán en los primeros finalistas de Maestros de la Costura.

En la prueba de expulsión, visitará el taller Juan Avellaneda, especialista en moda masculina elegante. El diseñador explicará la seña de identidad de sus esmóquines y la complejidad que lleva confeccionar uno. Para conseguir el pase a la final, los aprendices deberán elaborar un esmoquin lleno de elegancia y sensualidad. Además, de talla grande, como muestra del compromiso del programa con la diversidad y la normalización de distintos tipos de cuerpo.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS