AMAR

María Pedraza, de it girl en Instagram a brillar con la dirección de Esteban Crespo

No es el amor en tiempos del cólera sino bajo los focos de las redes sociales -que son muchas-, y los teléfonos móviles. "Amar", un film en el que a fotografía y música se suman actores sabiamente dirigidos.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Laura y Carlos se aman como si cada día fuera el último, y quizá esa intensidad del primer amor es la que les separará un año después... Ópera prima de Esteban Crespo, director de siete cortometrajes y con más de 200 premios a sus espaldas, entre los que destacan el Goya a Mejor Cortometraje y la nominación al Oscar en 2014 por Aquél no era yo



El talento de Esteban Crespo

María Pedraza, Pol Monen, Natalia Tena, y Gustavo Salmerón, sabiamente dirigidos por Esteban Crespo. Sólo por el tratamiento tan personal de fotografía y sonido merece la pena disfrutar de una película elegante y rabiosamente joven para generaciones muy diferentes.

No hay morbo sino trazo muy firme de una película contada como si fuera una secuencia de bellísimas fotos, llenas de luz, subidas impulsivamente a Instagram. Esteban Crespo ha construído una carrera muy sólida en las distancias cortas, con un Goya, y la lucha en la noche de los Oscar. Magnífico este salto a una dirección de gran belleza y ritmo en el que están cuidados, de forma exquisita, los detalles.

Si la película te arrastra, te seduce con toda su fuerza. Esteban Crespo lo auguró y realmente acertó. Una historia de amor y desamor. La magia llegó con toda su fuerza y aisló a los proptagonistas. Es una historia de ayer y hoy porque el amor mantiene su fulgor. Pero el contexto es diferente. Sencillamente las redes sociales nos arrebataron  el ensimismamiento de nuestra intimidad. Maria Pedraza es el gran descubrimiento de esta película. Hizo falta un director del temple de Esteban Crespo para que su interpretación diera el salto a un papel espectacular en su profundidad y frescura.

Amar es también la historia de la segunda oportunidad. que realmente existe. El primer amor fue un fuego de belleza, brillo y repentino apagón. Auguró una nueva luz. Lo cuenta con elegancia Esteban Crespo y lo viven con sinceridad sus actores. Un amor intenso y posiblemente tóxico, el relato sincero de Amar, de corte impecable y sello particular de maestro.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS