FUERTE PERSONALIDAD

Marta Etura en su papel de la inspectora Amaia Salazar en Legado en los huesos

Una actriz que habla claro y se posiciona lejos de los extremos de derecha y de izquierda. La mejor interpretación para la saga de misterio de las novelas de Dolores Redondo, el Baztán profundo.
Legado en los huesos, tremenda película tras el Booktrailer.



Amaia dio un paso adelante para ver el cuadro. Jasón Medina aparecía sentado en el retrete con la cabeza echada hacia atrás. Un corte oscuro y profundo surcaba su cuello. La sangre había empapado la pechera de la camisa como un babero rojo que hubiera resbalado entre sus piernas, tiñendo todo a su paso. El cuerpo aún emanaba calor, y el olor de la muerte reciente viciaba el aire.

Un año después de resolver los crímenes que aterrorizaron al pueblo de Baztán, la inspectora Amaia Salazar acude embarazada al juicio contra Jasón Medina, el padrastro de Johana Márquez, acusado de violar, mutilar y asesinar a la joven imitando el modus operandi del basajaun. Pero, tras el suicidio del acusado, el juicio debe cancelarse, y Amaia es reclamada por la policía porque se ha hallado una nota suicida dirigida a la inspectora, una nota que contiene un escueto e inquietante mensaje: "Tarttalo". Esa sola palabra destapará una trama terrorífica tras la búsqueda de la verdad.

Dirigida por Fernando González Molina con guión de 
Luiso Berdejo basado en la novela de Dolores Redondo. Música de Fernando Velázquez y fotografía de Xavi Giménez.



Acierto de la Trilogía del Baztán de Dolores Redondo en esta entrega del Legado en los huesos Mantiene el interés de la trama, proyecta la fuerza del libro y aprovecha tres grandes fortalezas. Muy bin el diseño de producción, la repetición en la dirección de Fernando González Molina y Luiso Berdejo en el guion, y la interpretación de Marta Etura.

La actriz  se mete de nuevo en la piel de la inspectora Amaia Salazar. Tanto la policía de la ficción como ella en la vida real han experimentado un gran cambio. Ambas son ahora madres.

La actriz de películas como Celda 211 no teme hablar claro y posicionarse porque desea un país en el que convivan ideologías muy diferentes. Aunque es muy rotunda en poscionarse lejos de los extremos de derecha y de izquierda.

Nacida en San Sebastián conoce a fondo el escenario navarro porque se formó en la Universidad de Navarra. No ha dudado en meterse en la piel de la inspectora Amaia Salazar. Contundente protagonismo en las dos entregas cinematográficas basadas en los libros de la Trilogía del Baztán. En Legado en los huesos, sin duda uno de los papeles de su intensa carrera.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS