DOS ACTORES NUEVOS

Mercado central regresa a los platós en tiempos de coronavirus

Jesús Olmedo durante el rodaje.(Foto: Javier de Agustín/RTVE)
Jesús Olmedo durante el rodaje.(Foto: Javier de Agustín/RTVE)
Supresión de escenas de amor, reducción de número de actores por secuencia e incluso cambios de guion en la serie que protagonizan Antonio Garrido, Begoña Maestre, Jesús Olmedo, y Lola Marceli.

La serie diaria de La 1, Mercado Central, ha vuelto al set de rodaje y lo ha hecho con todas las medidas de seguridad que requiere la nueva situación en nuestro país debido al coronavirus: supresión de escenasreducción de número de actores por secuencia e incluso cambios de guion para que no aparezcan niños ni gestos muy cariñosos entre los personajes.

Rodada en Boadilla del Monte en tres platós de 1.200 metros cuadrados, la serie producida por RTVE en colaboración con Diagonal TV ha realizado pruebas PCR y test serológicos a todas las personas que están en el set, que están obligadas a llevar mascarillas/pantallas hasta el momento de decir Acción. Los actores, además, llevan al set su kit EPI.

La reanudación del rodaje coincide con la incorporación de dos nuevos actores: Guadalupe Lancho en el papel de Ágata, una atractiva mujer de oscuro pasado que vendrá a complicar la vida a Elías; y David Lorente como Alberto, un hombre entusiasta que compagina su trabajo en la cervecería con su labor en centros sociales para adolescentes. Su llegada dará luz al corazón de Rosa.

Antonio Garrido, Begoña Maestre, Jesús Olmedo, y Lola Marceli encabezan el reparto de Mercado central, dirigida por Joan Noguera y con la producción ejecutiva de Jaume Banacolocha y Joan Noguera. La serie es una idea original de David Plana con argumento de Eva Baeza, David Plana, Verónica Viñe y Eulalia Carrillo. Eugenia Peral y Eugeni Margallo son los directores de producción; Pepe Reyes el diseñador de vestuario, y Marcelo Pacheco el director artístico.

El equipo de la ficción ha suprimido las escenas de exteriores, reducido al máximo el número de personajes por secuencia, y eliminado, asimismo, de guion las escenas con niños y las más íntimas, que requieren de mayor cercanía entre los protagonistas.

La ampliación del número de camerinos para que cada actor tenga uno individual, el aumento de los equipos de limpieza, la instalación de mamparas de protección en los departamentos de maquillaje y peluquería, la toma de temperatura a todas las personas que entran en el recinto del plató y el fomento del teletrabajo han sido otras de las medidas adoptadas.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS