LA SOPRANO DE CULTO

Montserrat Caballé y Freddie Mercury, el momento mágico de Barcelona

Montserrat Caballé con Mari Cruz Soriano en una de sus últimas entrevistas. (Foto: RTVE)
Montserrat Caballé con Mari Cruz Soriano en una de sus últimas entrevistas. (Foto: RTVE)
Alud de cariño en las redes sociales a nivel mundial. La soprano más importante de la escena internacional falleció en el Hospital Sant Pau de Barcelona a la edad de 85 años. Un gran pesar y tristeza.

Falleció a los 85 años de edad. Monserrat Caballé se encontraba ingresada en el Hospital Sant Pau de Barcelona desde mediados del pasado mes de septiembre por un problema de vesícula. 

El funeral de la artista, una figura de primera relevancia de la ópera a nivel internacional y la más universal de las cantantes de ópera españolas, tendrá lugar el próximo lunes a mediodía en el tanatorio de Les Corts de Barcelona. El velatorio será este domingo a partir de las dos de la tarde en el mismo centro.

Leyenda de la ópera, su trayectoria arrancó en 1956, con un debut en el Liceu de Barcelona. Su carrera se extendió hasta finales de 2014.

Entre los reconocimientos recibidos se encuentran el Grammy a la mejor interpretación vocal solista de música clásica en 1969, así como el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 1991 junto a Plácido Domingo, Josep Carreras, Alfredo Kraus, Teresa Berganza, Victoria de Los Ángeles y Pilar Lorengar.

Montserrat Caballé Folch nació el 12 de abril de 1933 en el barrio de Gràcia de Barcelona, en el seno de una familia modesta, donde su madre le dio su primera formación musical que le sirvió para ingresar a los 11 años en el Conservatorio Superior de Música del Liceo con una beca.

A lo largo de sus más de 50 años de carrera, ha interpretado cientos de óperas y conciertos en los principales teatros de todo el mundo junto a las mejores orquestas y repartos, gracias a un repertorio que abarca cerca de 90 papeles correspondientes a más de 40 óperas.




En una inmensa carrera, llena de momentos míticos, fue involvidable su papel estelar en los Juegos Olímpicos de Barcelona. Quedó como el gran instante musical de su vida al cantar el himno de su querida Barcelona junto a la voz mítica de Freddie Mercury.


 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS