EL MUNDO DE 1939

Muros, crueldad, ignorancia y manipulación, la denuncia de Iñárritu en Cannes

Un discurso de luces largas en la apertura. (Foto: Canal+)
Un discurso de luces largas en la apertura. (Foto: Canal+)
Alejandro González Iñárritu, presidente del jurado del Festival de Cannes, advirtió con máxima severidad del mundo parecido al de 1939, el mundo peligroso que se está dibujando.
Alejandro González Iñárritu, presidente del jurado del Festival de Cannes, primer latinoamericano en acceder a este honor, definió su posición inicial con un jurado de fuerte personalidad para elegir la película ganadora de la Palma de Oro.



Cuatro mujeres y cuatro hombres de los que seis son cineastas y dos son actrices. El griego Yorgos Lanthimos, el polaco Pawel Pawlikowski, la estadounidense Kelly Reichardt, la italiana Alice Rohrwacher, el serbio Enki Bilal y el francés de origen marroquí Robin Campillo como realizadores. Y Elle Fanning (Estados Unidos) y Maimouna N’Diaye (Burkina Faso) como intérpretes.

"Lo primero es que creo que Cannes ya envía toda una declaración con este jurado heterogéneo", subrayó Alejandro González Iñárritu.

En el arranque del Festival de Cannes advirtió del mundo peligroso que se dibuja, un mundo de 1939, con sus peligrosas señas de identidad de muros, crueldad, ignorancia y manipulación.

No dudó en calificar el proyecto de Donald Trump de un muro en la frontera entre Estados Unidos y México de "equivocado, cruel y peligroso". Subrayó además que discursos como el del presidente de Estados Unidos "van contra la gente más frágil, contra los más pobres, los más necesitados, los que huyen de la violencia, de la pobreza, de las violaciones, que arriesgan sus vidas en un intento de supervivencia, en los desiertos, en los océanos."

"Yo no soy un político, solo puedo expresar con el corazón abierto lo que pienso como artista, ser honesto con lo que sé y lo que conozco. Así lo hice aquí hace dos años con mi instalación de realidad virtual Carne y arena", destacó

Para Alejandro González Iñárritu es esencial luchar contra la ignorancia. Advirtió que hace a los seres humanos fácilmente manipulables en una situación actual que "puede volverse contra nosotros, hacer que regresemos a 1939".

"El nacionalismo no considera al otro. Todos sabemos cómo acaba la historia y cómo la retórica nos empujó a guerras pasadas. Hay gente dirigiendo el mundo con mucha ira", recalcó destacando que se nos ha olvidado que tras la cultura griega y la romana llegó la "oscuridad" de la Edad Media.

"Hemos evolucionado en la tecnología pero cada tuit que cree ser una ruptura del aislacionismo, en realidad estamos creando un gran aislamiento y una gran paranoia", fue su mensaje sin concesiones en Cannes.

También defendió de forma apasionada el cine, "la experiencia" de ver una película en salas de cine frente a las plataformas como Netflix. "Creo firmemente que ver no es lo mismo que mirar una película", su solemne alegato al comenzar un evento muy especial que se prolonga hasta el sábado 25.

"Ver es una cosa, pero mirar es otra. El mirar (en referencia a visionar una película en un ordenador o teléfono) no es la misma experiencia", explicó. Pero quiso a la vez aclarar que aboga por la coexistencia de ambos formatos.

"No tengo nada en contra de que sea vea en un teléfono, en un iPad o en la computadora, pero sé que visionar una película no es lo mismo. Netflix está haciendo un buen trabajo. Es genial que existan en televisión. No obstante, ¿por qué no ofrecer a la gente la opción de experimentarlo en cines?". reivindo en su mensaje de amar el cine.

En la Sección Oficial compiten por la Palma de Oro, entre otros, los filmes Dolor y gloria de Pedro Amodóvar, Matthias & Maxime, de Xavier Dolan; Sorry We Missed You, de Ken Loach; A Hidden Life, de Terrence Malick y el filme inagurural, The Dead Don't Die, de Jim Jarmusch. El duelo ha comenzado

Comparte esta noticia

COMENTARIOS