DRAMA AMABLE

La primera cita, el enternecedor recorrido de Isabel Ampudia

Jesús Ponce lleva a la cartelera una semblanza de pareja con nostálgicos recuerdos. Presenta una historia lineal y perfecta, llena de personajes creíbles y empáticos.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Catorce años después de su debut en cine con 15 días contigo, el cineasta andaluz Jesús Ponce reúne de nuevo a los actores Sebastián Haro (A cambio de nada, El laberinto del fauno), Isabel Ampudia (Todo saldrá bien, El idioma imposible) y Mercedes Hoyos (Todo saldrá bien, Techo y comida) para contar una conmovedora historia de amor y redención.



La protagonista es Isabel, una mujer de mediana edad casada con Sebastián, un militar retirado que nunca ha sido precisamente atento ni delicado. Un brote de alzhéimer incipiente en ella obligará a su Sebastián a tener por primera vez que dedicarle atenciones.

También, haciéndole ver algo con lo que no contaba: ella, en sus confusiones, le abrirá los ojos a aspectos importantes que no conocía de su relación, y de manera involuntaria, le brindará una oportunidad para redimirse de sus errores.

El matrimonio protagonista encarna estereotipos muy marcados: él es un militar machista más preocupado por su trabajo que por su mujer. Ella, en cambio, es una persona atenta y resignada ama de casa. Sin embargo, estos personajes son solo el punto de partida de un acontecimiento que descubrirá que no todo es lo que parece y que los errores siempre se pueden enmendar.

La primera cita no ha tenido que ser una película fácil de rodar, empezando por su temática y terminando por sus escasos medios. Sin querer desvelar mucho sobre su argumento, Ponce adelanta que el film habla de una relación de pareja y se centra en el idea de que "cuando se olvida un buen recuerdo siempre lo podemos volver a revivir como si ocurriese por primera vez".

La historia se sustenta en dos personajes perfectos a quienes Jesús Ponce ha sabido dotar de una humanidad y credibilidad que trasciende el arquetipo, especialmente en el teniente Haro, que a pesar de encarnar unos defectos muy asociados a la época y a la profesión militar, no resulta estereotipado en ningún momento.

 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS