CAMPEONES Y EL REINO

Silvia Abril y Buenafuente suben los Premios Goya en 6,3 puntos

El equipo de El Terrat metió ritmo a la gala, Silvia y Andreu repartieron zascas sin herir y los actores, como Jesús Vidal, emocionaron al público. Un show ágil y divertido que logró el mejor dato desde 2010.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
No es fácil atrapar a los espectadores para un espectáculo tan largo como la gala de los Premios Goya pero este año se logró. El equipo de El Terrat, con Silvia Abril y Andreu Buenafuente no sólo como conductores sino como parte fundamental del show, demostraron que es posible levantar las audiencias de la noche del cine español.

La gala, que coronó a El Reino y Campeones, no se hizo plúmbea como en los últimos años, tuvo más ritmo, repartió zascas para todos, incluso al pobre Lopetegui, pero sin caer en la chabacanería ni herir gratuitamente, y logró que se enganchara el 26,2% de la audiencia. La 1 lideró la noche del sábado rozando los 3,9 millones de espectadores. En total, 9,287.000 personas vieron al menos un minuto de la gala.

Unos datos que son, en cuanto a share, los mejores desde 2010, cuando también fue presentador Andreu Buenafuente (26,4% de share con más de 4,6 millones de seguidores). En 2014, 2015 y 2016, las tres galas presentadas por Dani Rovira, el share fue respecitvamente del 19,8%, del 24,7% y 25,8%, pero el número de espectadores fue ligeramente superior llegando a 3,9 millones en el 2016. 

La gala del 2019, con el inolvidable y emotivo momento del discurso de Jesús Vidal, Mejor Actor Revelación, y su reivindicaciones, mejoró los datos en la friolera de 6,3 puntos y ganó además 733.000 seguidores.

Otro momento destacado del día fue el de la alfombra roja del Palacio de Congresos de Sevilla en la que actrices y actores lucieron sus mejores galas -en su gran mayoría con firma española-. La emisión de La 1 fue seguida por el 12,7% de la audiencia con 1.719.000 espectadores.

Una gran noche de cine y moda en La 1, no perfecta, pero desde luego muy superior a años anteriores. Algo habrá influido también el cambio de Madrid a Sevilla. ¿O no?

Comparte esta noticia

COMENTARIOS