SECUELA DIRECTA

Terminator: Destino Oscuro, la nostalgia de Sarah Connor con Tim Miller

Terminator: Destino oscuro, con Linda Hamilton y Arnold Schwarzenegger. (Foto: Paramount Pictures)
Terminator: Destino oscuro, con Linda Hamilton y Arnold Schwarzenegger. (Foto: Paramount Pictures)
Menos presencia de Arnold Schwarzenegger y más de Mackenzie Davis, Linda Hamilton y Natalia Reyes. El punto de arranque de la cinta es el momento previo a que se desate el Día del Juicio Final.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
La saga Terminator ha recibido multitud de críticas desde que James Cameron, su creador, la abandonase tras la segunda entrega. Desde el primer momento,  en Hollywood no querían dejar de intentar rentabilizar la franquicia por la ausencia de su creador. Y en ese tiempo, hasta hoy, se han podido ver hasta tres secuelas que, por desgracia, no conquistaron al público. 



Vendida como una secuela directa de Terminator 2: El juicio final, esta sexta entrega contaba con el aliciente añadido de la implicación de Cameron y el regreso de Linda Hamilton como Sarah Connor.

Gracias a materiales no utilizados para Terminator 2: El Juicio Final, se puede ver de nuevo a Sarah Connor en el psiquiátrico anunciando el apocalipsis que desatará Skynet el 29 de agosto de 2017. Y a partir de aquí arranca la nueva película.

Consiguió reescribir la Historia de la Humanidad y que no se produjera esa catástrofe, si bien una nueva amenaza llega desde ese nuevo futuro. Es el caso de un nuevo y más complejo androide que llega desde el futuro para acabar con Dani Ramos, una joven mexicana a la que defenderá Grace.  

En Terminator: Destino oscuro se vuelve a ver cómo un Terminator es enviado al pasado para intentar acabar con la vida de la personaje que puede complicarle la victoria a Legion, la sucesora de Skynet. También llega alguien para defender a ese nuevo objetivo y todo pronto deriva en un accidentado correcalles. No hay sorpresas, pero sí hay otro regreso fundamental para recuperar el ADN de la franquicia: el enfoque para adultos.

La historia es la misma de siempre, solo cambian sus protagonistas que, nuevamente y replicando el patrón del cine de acción actual aunque con una gran presencia femenina: tres mujeres protagonistas, (solvente Linda Halmilton) Mackenzie Davis y Natalia Reyes dejando en un tercer plano a Arnold Schwarzenegger que poco a poco va desligándose de la saga por tema generacional.

En Terminator: Destino oscuro hay sangre, violencia y palabras malsonantes. Todo ello perfectamente integrado en el guion para que avance la historia o simplemente para que los personajes sigan siendo los que conocíamos.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS