CUERPO Y ALMA

The Old Man and the Gun, el legado y tributo de Robert Redford

The Old Man and the Gun es la última película de Robert Redford. La cinta de David Lowery promete narrar la historia real de Forrest Tucker con una gran actuación de Redford.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo


El ganador del Oscar Robert Redford se retirará de la actuación, su próxima película The Old Man & The Gun, es según el, la última, comentó el actor de 81 años a Entertainment Weekly. “Nunca digas nunca, pero he llegado a la conclusión de que, en lo que a la actuación se refiere, esta será la última”, indicó Redford en una entrevista a este medio mencionado. 

Robert Redford son dos palabras que resuenan con fuerza en la mente de varias generaciones. El actor que vivió la edad dorada y el declive del western, que acunó a alguna de las estrellas más grandes de la industria durante sus inicios, y que redefinió el concepto de caballero y se despide destilando un cóctel de experiencia.

The old man and the gun se basa en la historia real de Forrest Tucker (Robert Redford), desde su audaz huida de San Quentin a la edad de 70 años hasta una serie de atracos sin precedentes que confundió a las autoridades y entretuvo a la opinión pública.

Envuelto en la búsqueda del hombre se encuentra el detective John Hunt (Casey Affleck), a medio camino entre lo cautivado que se encuentra por el compromiso de Forrest con su oficio y su deber como hombre de la ley. Como guinda a este entrañable pastel debemos añadir a Jewel (Sissy Spacek), la mujer que lo ama a pesar de su arriesgada vida y que le hará replantearse sus asuntos.

Sus atracos son narrados de forma cómica y afable, donde las víctimas de los robos (empleados de bancos) describen a un atracador muy amable, educado, sonriente e, incluso, feliz.

Si Redford finalmente se despide con esta película, sin duda es una bonita manera de decir adiós al mundo que le dio alas. El resultado es divertido, único y emotivo, una película que no se olvida facilmente y seguro que es lo que el actor deseaba.

The Old Man and the Gun, en pleno siglo XXI, rebosa en sus imágenes ese corte clásico, cierto aroma de nostalgia bien entendida, que engancha a aquellos que hayan disfrutado de películas con temática parecida como Bonnie & Clyde (1967) o incluso El Golpe (1973).

Comparte esta noticia

COMENTARIOS