DOLOROSA REALIDAD

Theron, Robbie y Kidman: miedo, abuso y poder en Bombshell

Charlize Theron, Nicole Kidman, Margot Robbie brillan en El escándalo (Bombshell). (Foto: Bron Studios)
Charlize Theron, Nicole Kidman, Margot Robbie brillan en El escándalo (Bombshell). (Foto: Bron Studios)
Jay Roch trae otra historia real sobre la caída de del dirigente de uno de los imperios mediáticos más poderosos y controvertidos de las últimas décadas, Fox News.
Una excelente voz en off y el maravilloso empleo de una cámara subjetiva. Estos dos elementos consiguen que, El escándalo (Bombshell), capte no solo la atención del espectador, sino también penetre en su empatía. 

Basado en hechos reales que derivaron en el despido por acoso sexual de Roger Ailes, pero con algunas modificaciones para acentuar los efectos dramáticos, advierte a los espectadores, el filme arranca con un tour por los recovecos de Fox News. 



Quien lo guía, rompiendo la cuarta pared, es Megyn Kelly (Charlize Theron como la presentadora estrella de la Fox en 2016). Mientras va caminando por los pasillos de la emisora, va soportando los piropos y las miradas de algunos de sus compañeros atentos a sus movimientos; mientras va presentando con ligereza el problema de "la película". 

Así, comienza a hablar de Ailes, el jefe de Fox News que fuera asesor de Richard Nixon, Ronald Reagan y George W. Bush antes de, en 1996, convertirse en la cabeza del canal de noticias fundado por Rupert Murdoch

Nicole Kidman da vida a Gretchen Carlson, una presentadora de FOX News que ve cómo su carrera se va a pique después de rechazar las proposiciones nada decentes de su jefe. Gretchen decide denunciarlo pensando que otras la seguirán, debido a que los abusos en FOX se han sucedido durante décadas.

De hecho una de las estrellas de la cadena Megyn Kelly (Charlize Theron) sabe bien lo que es eso, como también lo descubrirá Kayla Pospisil (Margot Robbie) una recién llegada. Pero derribar a un hombre como el presidente de Fox News no será sencillo. 

Margot Robbie complementa el cast en un papel totalmente ficticio como Kayla Pospisil, la representación de las mujeres jóvenes y guapas de procedencia ultraconservadora que, no obstante, sufren la misma violencia planteada como una cuestión de lealtad. 

Respecto a los hombres que se cuelan entre ellas, hacer mención a John Lithgow como el sucio Roger Ailes, con una caracterización excepcional. Agradable también es la aparición del veterano Malcom McDowell

Comparte esta noticia

COMENTARIOS