CRIMEN Y CASTIGO

Vuelco irracional de Woody Allen, el cadáver de Eva Perón y Jack Black

Desilusionados Emma Stone y Joaquín Phoenix en "Irrational Man", Gael García Bernal, Denis Lavant e Imanol Arias con "Eva no duerme", "The D Train" de Jarrad Paul y Andrew Mogel.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Cada año Woody Allen sorprende con una nueva película, "lo único que se hacer, y lo que hago para matar el tiempo", según el mismo expresó en rueda de prensa después de la presentación de Irrational Man, en el Festival de Cine de Cannes de 2015. También admitió no hacer mucho esfuerzo como director, porque se esmera en conseguir buenos actores, a quienes les da la libertad necesaria para que ejecuten su papel al máximo de sus posibilidades.

Cuando se produce una cinta por año, es difícil que todas resulten del mismo nivel, y después de logros como Match Point (2005) y Blue Jasmine (2013), es probable que alguna de sus últimas obras no dejen del todo satisfecho al público. Sin embargo todas las películas de Woody Allen tienen algo que ofrecer, sobre todo por los diálogos interesantes y la creatividad de sus historias.

Irrational Man se presenta inicialmente como otra de sus comedias románticas donde aparece Emma Stone, en el papel de una estudiante universitaria brillante junto a Jill Pollard, que se enamora de un profesor de filosofía llamado Abe Lucas (Joaquín Phoenix), recién llegado al pequeño college en Newport, Rhode Island, donde se desarrolla la historia.

Abe es un profesor desilusionado del mundo académico y no le encuentra razón de ser a su vida. Además de Jill, que juega con la idea de un romance con él, una colega del departamento de química, Rita Richards (Parker Posey) harta de su aburrido matrimonio, ve en Abe la posibilidad de escape a su vida monótona. Pero ninguna de las dos relaciones significan lo mismo para Abe, y la única manera que encuentra de ponerle fin a su caótico estado es planear un asesinato perfecto a través del cual contribuirá a mejorar el mundo.



Una de las peores cosas de la vida es tratar de ser quién no eres realmente por agradar a los demás. Esta es la trama central de la nueva cinta de Jack Black dirigida por los directores Jarrad Paul y Andrew Mogel: The D Train. Sin duda, una curiosa película que con la excusa del melodrama nostálgico, construye una compleja trama dramática capaz de desconcertar hasta el más eficaz de los videntes.

El esquema de The D Train se basa en aprovechar la estructura de otras películas más convencionales para llevar a cabo algo que nada tiene que ver con lo convencional. En esa sinopsis, aparece Dan que es miembro de un grupo de alumnos que se reúnen sistemáticamente para celebrar sus años de estudio.

Pese a todos sus esfuerzos por agradar, sus miedos le ganan por lo que no le queda más remedio que retomar una antigua amistad con el chico popular de la escuela, este reencuentro será un remolino de nuevas y viejas sensaciones para Dan.



Eva no duerme se centra en la triste historia del cuerpo embalsamado de Evita que, tras la toma del poder por las Fuerzas Armadas, se convierte en el centro de una confrontación que durará más de 25 años. El nuevo film del director de Salamandra y 77 Doronship, en el que Bernal interpreta al almirante Emilio Eduardo Massera, es una coproducción entre Francia, Argentina y España.

El cuerpo embalsamado de Eva Perón fue robado en 1955 tras el golpe militar impulsado por Aramburu contra Perón. Durante un tiempo, estuvo a cargo de Koenig, que de acuerdo con distintos historiadores tenía una pasión enfermiza por el cadáver, hasta que los militares decidieron trasladar el cuerpo a Milán, donde fue sepultado bajo una identidad secreta. Su paradero fue un misterio durante años. “La del cadáver de Evita es la historia real más increíble y fascinante que he oído en mi vida”, aseguró el director.



La camarera Lynn es un filme alemán inquietante y extraño. Un relato angustioso protagonizado por una sirvienta solitaria y obsesiva que espía a sus clientes: Lynn Zapatek. su mundo transcurre totalmente dedicado a las tareas de limpieza que tiene a su cargo en el hotel Eden.

Por aburrimiento, Lynn mantiene una relación sexual con el Gerente del lugar pero le interesa sobre todo conocer los secretos de los clientes y para ello husmea en la ropa y los objetos que guardan en los armarios o en sus maletas, las cosas y detalles que rodean sus vidas. Y para conocer todo ello se esconde debajo de las camas escuchando lo que sucede a su alrededor. Un día Lynn descubre a Chiara, una dominatrix que trabaja con clientes a los que somete a prácticas sadomasoquistas. Ese descubrimiento cambiará su vida.


-

Ver en : De las tapas de Sienna Miller a la búsqueda de identidad de Mamoru Hosoda

Comparte esta noticia

COMENTARIOS